Loading...

Tos Ferina

In English
Tos Ferina Tos Ferina
(tos convulsiva)
ICD-9 033.0; ICD-10 A37.0

Tos Ferina: Hoja de Informes

Photo of child with a pertussis cough.

¿Qué es la tos ferina (pertussis)? 
La tos ferina o pertussis es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa que causa tos.

¿A quién le da la tos ferina?
A cualquiera le puede dar la tos ferina.  Los bebés con la tos ferina o pertussis pueden correr riesgo de muerte.  Con frequencia, los bebés contraen la tos ferina de los niños mayores, cuyos síntomas son más ligeros. 

¿Cuáles son los síntomas de la tos ferina?
Inicialmente, la tos  ferina empieza como un resfrío, con mucosidad nasal, estornudo, fiebre ligera y tos.  Después de una a dos semanas, la tos empeora y por lo usual ocurre en ataques sofocantes.  Típicamente no hay fiebre durante este tiempo.  En los niños chiquitos, los ataques sofocantes de tos son seguidos por un ruido silbatico que ocurre cuando el niño trata de alcanzar el resuello.  Después de toser, la persona vomita, tiene dificultad al tratar de respirar,  la cara se le pone azul por falta de aire.  Los ataques de tos pueden ser tan severos que los bebés tienen dificultad para comer, beber o respirar.  La tos frecuentemente es peor por la noche, y las medicinas para la tos usualmente no reducen la tos.  Entre los ataques sofocantes, la persona semeja estar sana.  Algunos bebés solamente tienen apnea (inhabilidad de poder respirar) y pueden morir a causa de esto.  Niños que han sido vacunados contra la tos ferina y adultos y adolescentes frecuentemente tienen síntomas más ligeros semejantes a los de bronquitis o el asma. 

¿Cómo se contrae la tos ferina?
La bacteria de la tos ferina vive en la nariz, boca y garganta, y se esparce en el aire en forma de rocío cuando una persona infectada estornuda, tose o habla.  Otra personas cercanas pueden inhalar la bacteria.  Los primeros síntomas típicamente se presentan de 5 a 21 días después de que la persona haya sido contagiada. 

¿Es peligrosa la tos ferina?
Puede ser peligrosa, especialmente para los bebés.  La tos ferina puede causar problemas de respiración (apnea), neumonia, e hinchazón en el cerebro (encefalitis), lo cual ocasionar convulsiones y lesions en el cerebro.  La muerte debido a la tos ferina es poco común, pero se ve más en los bebés.   La tos ferina causa aproximadamente 10 a 20 fatalidades cada año en los estados unidos. 

¿Cómo se diagnostica la tos ferina?
Un médico puede diagnosticar a un paciente con tos ferina por medio de los síntomas.  Para diagnosticar de manera definitive, el medico toma una muestra de la parte posterior de la nariz para ser analizada por el laboratorio.  Es importante recordar que aún que los resultados del examen de laboratorio sean negativos aún así puede tener la tos ferina. 

¿Como se trata la tos ferina?
Se usan antibióticos para tatar a las personas infectadas y a los contactos cercanos.  Además, ayuda descansar y tomar muchos liquidos.  Personas hospitalizadas con casos severos de tos ferina necesitan tratamientos especiales para ayudarlas durante los ataques sofocantes de tos prolongados. 

¿Se puede prevenir la tos ferina?
El contagio de la tos ferina se puede prevenir entre las personas que viven en la misma casa y tienen contacto cercano con personas infectadas si las personas expuestas reciben un tratamiento con antibióticos, aunque ya esten vacunadas.

Vacunar a los bebés y adultos también puede prevenir la tos ferina.  La vacuna contra la tos ferina se administra en combinación con las vacunas contra la difteria y el tétano en la misma inyección (en ingles se le llama DTaP).  La vacuna no debe ser administrada a bebés menos de seis semanas ni a niños mayores de siete años.  

Los expertos recomiendan que todos bebés y niños reciban la serie completa de vacunas DTaP a menos que exista una razón médicamente válida al contrario.  La vacunación es recomendada a 2, 4, 5, y 15 a 18 menos con una vacunación adicional entre 4 a 6 años de edad, para un total de cinco dosis. 

La vacunación contra la tos ferina también es recomendada para algunos niños mayores y adultos.  Porque la protección desvanece en niños mayores y en los adultos, nuevas vacunas (llamadas Tdap) han sido desarolladas contra la tos ferina para estos grupo.  Para evitar exponer a bebés a la tos ferina, familias que tienen o esperan un bebé y las  personas que trabajan con bebés deben consultar a su medico para recibir esta vacuna. 

La mayoría de hospitalizaciones y fatalidades ocurren en bebés menores de tres meses de edad.  A lo máximo posible, los bebés deben mantenerse alejados de personas con tos.  Los bebés con cualquier tos deben de ser vistos por un médico.  

¿Es segura la vacuna contra la tos ferina?
Sí, la vacuna es segura para la mayoría de las personas.  Una vacuna, como cualquier medicina, puede causar serios problemas, tales como una reacción alérgica severa. Pero el riesgo de que la vacuna cause daños serios, o la muerte, es pequeño.  Existe un pequeño riesgo de efectos secundarios. 

¿Dónde se puede obtener más información?
Llame a su médico, enfermera, departamento local de salubridad, o el Departmento Estatal de Salud de Texas, División de Vacunación al 800-252-9152. 

 

Texas Department of State Health Services - Infectious Disease Control Unit
1100 West 49th Street, Suite T801, Mail Code: 1960 PO BOX 149347 - Austin, TX 78714-9347
(512) 458-7676 - Fax: (512) 458-7616 - E-Mail

Topics A-Z / Site Map

Última actualización 16 de diciembre de 2010