Preguntas frecuentes sobre la vacuna contra el COVID-19

COVID-19 header image

En esta página respondemos a las preguntas más frecuentes sobre las vacunas contra el COVID-19 que se están procesando y distribuyendo en todo Texas.

En esta página encontrará:


Niños y adolescentes

¿Puede mi hijo vacunarse contra el COVID-19?

Depende. Los niños mayores de 12 años pueden recibir la vacuna contra el COVID-19. En este momento, solo la vacuna de Pfizer está autorizada para su uso en personas de 12 a 17 años, y es la misma vacuna que ya está ampliamente disponible en todo el estado para los adultos.

¿Por qué debe vacunarse mi hijo contra el COVID-19?

La vacuna contra el COVID-19 puede proteger a su hijo contra el virus.

Aunque el número de niños que se han enfermado de COVID-19 es menor que el de los adultos, los niños pueden infectarse del virus, enfermarse y transmitir el COVID-19 a otras personas. La vacuna protege a su hijo y a su familia. Ahora ya se recomienda vacunarse a todas las personas mayores de 12 años. Actualmente, la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech es la única disponible para los mayores de 12 años.

El DSHS cree que vacunar rápidamente a los niños mayores de 12 años es otra medida valiosa que ayudará a acabar con la pandemia de COVID-19 y tendrá un efecto directo y positivo en la apertura de las escuelas para la enseñanza presencial.

Para más información, consulte las secciones Vacunas contra el COVID-19 para niños y adolescentes y COVID-19 en niños y adolescentes del sitio web de los CDC.

¿Puede mi hijo vacunarse en cualquier clínica?

No. En este momento, solo la vacuna de Pfizer está autorizada para personas de 12 a 17 años. Procure comunicarse con su proveedor de vacunas para asegurarse de que ofrezca la vacuna de Pfizer antes de programar una cita o acudir a una clínica de vacunación sin cita previa.

¿Mi hijo necesita el consentimiento de los padres para recibir la vacuna contra el COVID-19?

Sí. Se requiere el consentimiento de los padres para la vacunación de los niños de este grupo de edad. El consentimiento puede darse verbalmente o por escrito; no es necesario que el padre o tutor esté presente para que el adolescente reciba la vacuna, a menos que lo exija el proveedor de la vacuna.

¿La vacuna contra el COVID-19 es segura para mi hijo?

Sí. Los estudios demuestran que las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas. Al igual que los adultos, los menores pueden experimentar algunos efectos secundarios tras recibir al vacuna contra el COVID-19. Estos efectos secundarios pueden afectar su capacidad para realizar actividades cotidianas, pero deben desaparecer en pocos días. Los niños mayores de 12 años pueden vacunarse contra el COVID-19. Las vacunas contra el COVID-19 se han administrado con el control de seguridad más intenso de la historia de los Estados Unidos, incluidos los estudios en adolescentes mayores de 12 años. Su hijo no puede contraer el COVID-19 de ninguna vacuna contra el COVID-19.

Para más información sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19, consulte la sección de Seguridad de las preguntas frecuentes sobre la vacuna contra el COVID-19 del DSHS.

Mi hijo no está al día con otras vacunas. ¿Puede recibir otras vacunas junto con la vacuna contra el COVID-19?

Sí. Además de aprobar el uso de la vacuna en adolescentes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) actualizaron su guía clínica para permitir que las vacunas contra el COVID-19 se administren al mismo tiempo que otras vacunas de rutina.

▲ volver al inicio


Miocarditis y pericarditis después de vacunarse

Según informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se han reportado al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) casos raros de inflamación del corazón que ocurrieron en la semana después de que la persona recibió una vacuna de ARNm contra el COVID-19. Los reportes son raros, considerando el gran número de personas en los Estados Unidos que han recibido una de las vacunas de ARNm fabricadas por Pfizer y Moderna. Más de 165 millones de personas en los EE. UU. y más de 11 millones en Texas han recibido estas vacunas contra el COVID-19.

La mayoría de los pacientes que recibieron atención médica respondieron bien a los medicamentos y al descanso recomendado y se sintieron rápidamente mejor. Los CDC y sus colaboradores están investigando si existe una relación entre la vacuna y la inflamación cardiaca, conocida como miocarditis y pericarditis. Con este fin, los proveedores médicos deben reportar al VAERS cualquier caso de miocarditis y pericarditis ocurrido después de recibir la vacuna.

Lo que sabemos sobre los casos

  • Los pocos casos reportados de miocarditis y pericarditis ocurrieron principalmente en hombres jóvenes mayores de 16 años.
  • Los síntomas en general aparecieron entre unos días y una semana después de haber recibido la vacuna contra el COVID-19.
  • Los casos después de la segunda dosis fueron más frecuentes que los casos después de la primera.
  • La mayoría de los pacientes mejoraron rápidamente tras recibir la atención médica estándar.

¿Qué son la miocarditis y la pericarditis?

La miocarditis es la inflamación del músculo cardiaco, y la pericarditis es la inflamación de la membrana que recubre la parte externa del corazón. En ambos casos, el sistema inmunitario del cuerpo provoca la inflamación en respuesta a una infección u otro factor desencadenante.

Son muchas las causas de estos tipos de inflamación, principalmente las infecciones por virus, como el de la gripe, los virus del resfriado común y el virus que causa el COVID-19. La mayoría de los casos de miocarditis y pericarditis son leves, y muchas veces no provocan ningún síntoma.

¿A qué síntomas debo prestar atención?

Los síntomas son:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de que el corazón late con rapidez, aletea o se agita con fuerza

Si usted experimenta alguno de estos síntomas en la semana siguiente de haber recibido la vacuna contra el COVID-19 debe buscar atención médica.

¿Cuáles son los efectos de estos casos de miocarditis y pericarditis?

La mayoría de los pacientes que recibieron atención médica respondieron bien a los medicamentos y al reposo y se sintieron rápidamente mejor.

En general, los pacientes pueden volver a la actividad normal después de que sus síntomas mejoren. Sin embargo, los pacientes deben consultar con un proveedor médico y es posible que se les recomiende no realizar actividades que requieran esfuerzo durante cierto tiempo mientras su corazón se recupera.

¿Debo aun así vacunarme o vacunar a mi hijo?

Sí. El DSHS y los CDC siguen recomendando vacunarse contra el COVID-19 a todas las personas mayores de 12 años.

Los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna contra el COVID-19 superan a los riesgos conocidos y potenciales, incluido el posible pequeño riesgo de miocarditis o pericarditis. Además, la mayoría de los pacientes con miocarditis y pericarditis que recibieron atención médica respondieron bien a los medicamentos y al reposo y se sintieron rápidamente mejor.

Si tiene dudas sobre las vacunas contra el COVID-19, hable con su médico, enfermera u otro proveedor médico de usted o de su hijo.

Recomendaciones para los médicos:

▲ volver al inicio


Seguridad sanitaria de la vacuna de Johnson & Johnson

¿Por qué se suspendió el uso de la vacuna de Johnson & Johnson/Janssen (J&J)?

El 13 de abril, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) recomendaron suspender el uso de la vacuna después de que se reportaron seis casos, extremadamente raros pero graves, de formación de coágulos sanguíneos con bajo recuento de plaquetas en mujeres que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson/Janssen. Esta pausa en su uso permitió a los profesionales de la salud pública y a los organismos reguladores realizar una amplia revisión de la seguridad, alertar al público sobre el problema y dar a los profesionales médicos información sobre cómo tratar estos efectos secundarios inusuales.

¿Qué decidieron las autoridades de salud después de la revisión de seguridad?

El 23 de abril, un comité asesor de los CDC determinó que la vacuna es segura y eficaz y que sus beneficios son mayores que los posibles riesgos. El comité recomienda la vacuna para cualquier persona mayor de 18 años en los Estados Unidos. Los CDC, la FDA y el DSHS están de acuerdo con esa recomendación y piden a los proveedores que vuelvan a administrarla.

La revisión de seguridad identificó un total de 15 casos raros, pero graves, de formación de coágulos sanguíneos en combinación con bajos niveles de plaquetas, entre los más de siete millones de personas que han recibido la vacuna de Johnson & Johnson en los EE.UU. La mayoría de estos casos fueron mujeres de entre 18 y 49 años que experimentaron los primeros síntomas una o dos semanas después de haberse vacunado.

Los CDC estiman que el uso de la vacuna en los Estados Unidos evitará en los próximos seis meses más de 2,200 ingresos a la unidad de cuidados intensivos y 1,400 muertes. Aunque el riesgo de estos efectos secundarios es muy bajo, las autoridades de salud pública y los organismos reguladores seguirán vigilando la seguridad de las vacunas contra el COVID-19.

¿Qué debo hacer si he recibido la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19?

Después de recibir la vacuna de J&J, es conveniente que controle su salud y esté atento a los síntomas que podrían aparecer.

Es importante recordar que los efectos secundarios leves de las vacunas contra el COVID-19 son comunes, especialmente en los primeros dos o tres días de haberse vacunado. Estos efectos son una señal de que su sistema inmune está respondiendo a la vacuna. Muchas personas tienen dolor, enrojecimiento e hinchazón en el brazo donde se les ha inyectado la vacuna. También pueden experimentar cansancio, dolor de cabeza leve, dolor muscular, escalofríos, fiebre y náuseas. Estos efectos secundarios suelen comenzar uno o dos días después de haber recibido la vacuna y en general desaparecen en unos pocos días.

Sin embargo, usted debe comunicarse con un profesional médico si experimenta alguno de estos síntomas en las tres semanas siguientes a haber recibido la vacuna de J&J:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Hinchazón de las piernas
  • Dolor abdominal persistente
  • Dolores de cabeza intensos o persistentes o visión borrosa
  • Formación fácil de moretones o pequeñas manchas de sangre bajo la piel más allá del lugar de la inyección

Si soy un proveedor de vacunas y tengo vacunas de Johnson & Johnson/Janssen de antes de que se suspendiera su uso, ¿pueden utilizarse ahora?

Sí, siempre y cuando su suministro de vacunas de J&J haya sido almacenado correctamente y las ampolletas no hayan sido perforadas.

¿Existen restricciones sobre el uso de la vacuna de J&J en determinadas poblaciones de pacientes?

No, el comité asesor no recomendó ninguna restricción sobre el uso de la vacuna de J&J en poblaciones específicas de pacientes.

▲ volver al inicio


Información básica

¿En qué se diferencian las vacunas contra el COVID-19 de otras vacunas?

Los diferentes tipos de vacunas funcionan de diferentes maneras para ofrecer protección. Pero todas las vacunas funcionan enseñando a nuestros cuerpos a identificar un microbio y a activar una respuesta inmunitaria. Dicha respuesta inmunitaria, que produce los anticuerpos, es lo que nos protege de infectarnos si el verdadero virus entra en nuestro cuerpo.

Actualmente, hay tres tipos principales de vacunas contra el COVID-19 autorizados y recomendados o que están sometidos a ensayos clínicos a gran escala (Fase 3) en los Estados Unidos:

  • Vacunas de ARNm
  • Vacunas de subunidades proteicas
  • Vacunas de vectores

Las vacunas de Pfizer y Moderna son vacunas ARNm. La vacuna Janssen de Johnson & Johnson es una vacuna de vectores virales.

Las vacunas contra el COVID-19 no usan el virus vivo y no pueden causar el COVID-19. La vacuna no altera el ADN. La vacuna contra el COVID-19 le ayudará a protegerse creando una respuesta inmunológica sin tener que experimentar la enfermedad.

El 13 de abril de 2021 la vacuna Janssen de J&J se suspendió temporalmente porque seis personas desarrollaron un tipo raro y grave de coágulo sanguíneo. Luego de una revisión exhaustiva de la seguridad durante la pausa de 11 días, un comité asesor de los CDC determinó el 23 de abril de 2021 que la vacuna es segura y eficaz, y que sus beneficios son mayores que sus posibles riesgos. El comité recomienda la vacuna para cualquier persona mayor de 18 años en los Estados Unidos. Los CDC, la FDA y el DSHS están de acuerdo con esa recomendación y piden a los proveedores que vuelvan a administrarla. Para obtener más información, consulte la sección Seguridad sanitaria de la vacuna de Johnson & Johnson.

Aprenda más sobre cómo funcionan las vacunas contra el COVID-19 en la sección Información para entender cómo actúan las vacunas contra el COVID-19 del sitio web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

¿Por qué debería ponerme la vacuna contra el COVID-19?

Vacunarse puede ayudar a prevenir que se enferme de COVID-19, pero ninguna vacuna es 100% efectiva. Si se contagia de COVID-19, la vacuna puede combatir el virus y evitar que se enferme gravemente.

Al vacunarse contra el COVID-19 una vez que la vacuna esté disponible para usted, ayudará a que la economía de Texas y nuestra vida cotidiana vuelvan a la normalidad.

▲ volver al inicio


Disponibilidad de la vacuna en Texas

¿Quién puede vacunarse ahora?

A partir del miércoles 12 de mayo de 2021, todas las personas mayores de 12 años pueden recibir la vacuna contra el COVID-19 en Texas.

El panel estatal de Expertos en Asignación de Vacunas recomendó abrir el acceso a la vacunación a todas las personas que entran en las actuales autorizaciones de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Todas las vacunas están autorizadas para las personas mayores de 18 años. La vacuna de Pfizer está autorizada para las personas mayores de 12 años.

Si pertenezco a un grupo prioritario para vacunarme ahora, ¿cómo consigo la vacuna?

Hay varias herramientas para ayudarle a encontrar dónde vacunarse en Texas. Revise con frecuencia estas herramientas, ya que a cada una se le irán agregando más proveedores y farmacias en las próximas semanas.

Buscador nacional de vacunas

Vacunas.gov

Lista de grandes centros de vacunación

A partir de enero, Texas estableció grandes centros de vacunación en todo el estado. Consulte la página de proveedores de centros de vacunación contra el COVID-19 para encontrar un centro cerca de usted y saber cómo registrarse.

Lista de farmacias minoristas

Consulte el sitio web de su farmacia local para ver si hay citas disponibles para vacunarse. Para saber qué farmacias participan en el Programa Federal de Farmacias Minoristas, visite el sitio web del Programa Federal de Farmacias Minoristas de los CDC (en inglés).

Portal de citas de vacunación de Salud Pública de Texas

El nuevo Portal de citas de vacunación de Salud Pública de Texas (Texas Public Health Vaccine Scheduler) ayuda a los texanos a hacer citas para vacunarse contra el COVID-19 en las clínicas organizadas por las entidades de salud pública locales participantes.

Inscríbase en línea en GetTheVaccine.dshs.texas.gov. Se le notificará por correo electrónico o por mensaje de texto cuándo y dónde puede recibir la vacuna. Si no hay una clínica con cita disponible cerca de usted, se le informará de otros lugares donde pueda ser vacunado.

Llame al (833) 832-7067 si no tiene internet o necesita ayuda para inscribirse. El centro de llamadas está disponible de lunes a viernes, de 8 a. m. a 6 p. m. y los sábados de 8 a. m. a 5 p. m.

Hay intérpretes de español y de otros idiomas para ayudar a las personas que llamen.

Cómo solicitar la vacuna por teléfono

Las empresas u organizaciones cívicas de Texas pueden llamar al 844-90-TEXAS (844-908-3927) y seleccionar la opción 3 para programar la visita de un equipo móvil estatal para vacunar a los empleados, visitantes o miembros. Para recibir la visita del equipo móvil, una empresa u organización cívica debe tener un mínimo de cinco empleados, visitantes o miembros que, de manera voluntaria, hayan decido vacunarse. A los texanos confinados en casa, se les anima a que llamen a la línea de ayuda y seleccionen la opción 1 para pedir que un equipo móvil estatal de vacunación vaya a su casa.

Cualquier persona en los Estados Unidos ahora puede enviar un mensaje de texto con su código postal a GETVAX (438829) en inglés o a VACUNA (822862) en español para recibir inmediatamente las direcciones de los centros de vacunación cercanos disponibles.

Las personas que cumplan con los requisitos para recibir la vacuna de COVID-19 y que no tengan acceso a internet pueden llamar al (833) 832-7067 para recibir información sobre proveedores locales de la vacuna.

Consejos para buscar dónde vacunarse

Cuando busque un sitio donde ponerse la vacuna, recuerde:

  • Aunque el suministro y la distribución de vacunas se están ampliando, no todos los proveedores locales tienen vacunas cada semana y los centros pueden tener listas de espera.
  • No se presente sin previa cita en un centro de vacunación o con un proveedor para vacunarse.
  • En cambio, consulte antes el sitio web del proveedor. Llámeles por teléfono solo en caso de que en su sitio web no encuentre la respuesta a sus dudas.

Soy mayor de 75 años y no puedo salir de mi casa. ¿Cómo puedo conseguir la vacuna contra el COVID-19?

Texas lanzó la iniciativa “Save Our Seniors” en respuesta al COVID-19 para identificar y vacunar a los texanos mayores de 75 años o que están confinados en sus hogares.

Para inscribirse, comuníquese con el juez local de su condado o con la Oficina para el Manejo de Emergencias (en inglés) cercana a usted.

Los condados que participan son Angelina, Atascosa, Caldwell, Cherokee, Culberson, Eastland, El Paso, Hale, Henderson, Hidalgo, Hopkins, Houston, Jim Hogg, Kimble, Leon, Llano, Maverick, Milam, Nueces, Rusk, Taylor, Tyler, Val Verde y Webb.

Haga clic en el enlace a continuación para leer más sobre la iniciativa “Save Our Seniors”.

Governor Abbott Announces Save Our Seniors Initiative to Vaccinate Homebound Seniors in Texas

¿Quién puede proporcionar las vacunas y cómo se hace?

Cualquier centro, organización o proveedor de atención médica con licencia para poseer o administrar vacunas o proporcionar servicios de vacunación puede inscribirse como proveedor de la vacuna contra el COVID-19. Cada centro o instalación, incluidos aquellos que son parte de un sistema hospitalario o red de clínicas, debe registrarse en EnrollTexasIZ.dshs.texas.gov/emrlogin.asp (en inglés) y llenar el Acuerdo de Proveedores del Programa de Vacunación contra el COVID-19 de los CDC.

Ahora que se han cerrado las inscripciones para el programa de colaboración federal, ¿cómo vacunarán los centros de atención a largo plazo a sus residentes, empleados y proveedores?

Los centros de atención a largo plazo que no se han inscrito en el programa de colaboración federal tienen otras opciones para vacunar a sus residentes, empelados y proveedores. Vea más información en la sección Opciones para la atención a largo plazo (PDF).

He escuchado que la División de Farmacia del DSHS tiene vacunas disponibles. ¿Puedo vacunarme allí?

No. La División de Farmacia del DSHS no es una farmacia pública y no tiene la función de vacunar a las personas. Más bien, recibe y distribuye medicamentos a proveedores de todo el estado. No llame ni visite a la División de Farmacia del DSHS, porque en este lugar no se vacuna a las personas.

¿Qué debo hacer para protegerme y proteger a los demás antes vacunarme?

Continúe con los mismos hábitos de seguridad que ha estado siguiendo para prevenir la propagación de COVID-19. Tome las siguientes precauciones para limitar la exposición para usted y para los demás:

  • Use una mascarilla o cubierta facial de tela en público y cuando esté cerca de personas que no viven en su casa, especialmente cuando el distanciamiento social no sea posible.
  • Practique el distanciamiento social y evite el contacto cercano con los demás:
    • Fuera de su casa: Manténgase al menos a 6 pies de distancia de los demás y evite los lugares concurridos.
    • Dentro de su casa: Evite el contacto cercano con los miembros del hogar que estén enfermos. Evite compartir artículos personales y utilice una habitación y un baño separados para los miembros del hogar que estén enfermos, si es posible.
  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser o estornudar. Si no se dispone de agua y jabón, se puede utilizar un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos un 60% de alcohol.
  • Limpie y desinfecte los objetos y superficies que se tocan con frecuencia usando un desinfectante casero en Lista N: Desinfectantes para eliminar el SARS-CoV-2 (en inglés).
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Cubra su tos o estornudo con un pañuelo, luego tire el pañuelo a la basura y lávese las manos.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.

▲ volver al inicio


Efectividad

¿Las vacunas evitarán que las personas se contagien y propaguen la COVID-19?

Los estudios demuestran que las vacunas contra el COVID-19 son efectivas para protegerlo contra el COVID-19. Vacunarse contra el COVID-19 puede prevenir que se enferme gravemente si se contagia de COVID-19. Los expertos aún están aprendiendo sobre qué tan efectivas son las vacunas para evitar la propagación del virus que causa el COVID-19. Los CDC y el DSHS mantendrán informado al público a medida que obtengan más información.

¿Cuándo se considera que estoy totalmente vacunado?

Se considera que está completamente vacunado dos semanas después de recibir su segunda dosis de las vacunas de dos dosis y 2 semanas después de su dosis única de las vacunas de una dosis.

Para obtener la información más actualizada, consulte la sección Luego de recibir la vacuna completa del sitio web de los CDC.

¿Qué tan efectiva será la vacuna contra el COVID-19, y por cuánto tiempo?

Todas las vacunas actualmente autorizadas para su uso en los EE. UU. son altamente eficaces en proteger a las personas de enfermarse gravemente de COVID-19, lo que podría conducir a la hospitalización e incluso a la muerte. En este momento, los expertos no saben cuánto tiempo durará la protección o si será necesaria una inyección de refuerzo más adelante, después de la(s) dosis inicial(es) recomendada(s) de la vacuna. Los CDC y el DSHS mantendrán informado al público a medida que sepan más.

Para conocer los índices de eficacia de las diferentes vacunas, consulte la página de los CDC sobre Diferentes vacunas contra el COVID-19.

Después de estar totalmente vacunados, ¿debemos seguir usando una mascarilla o cubierta de tela para la cara y practicando el distanciamiento social?

Depende. Por ahora, los CDC informan de que las personas totalmente vacunadas pueden volver a realizar sus actividades sin la necesidad de usar mascarilla, excepto cuando lo exijan las leyes, normas y reglamentos federales, estatales, locales, tribales o territoriales, así como las recomendaciones locales de los negocios y lugares de trabajo.

Para obtener la información más actualizada, consulte la sección Luego de recibir la vacuna completa del sitio web de los CDC.

▲ volver al inicio


Inmunidad

¿La inmunidad adquirida después de enfermarse de la COVID-19 durará por más tiempo que la protección proporcionada por la vacuna?

Todavía estamos aprendiendo sobre el tiempo que una persona recuperada está protegida por la “inmunidad natural”. Las primeras evidencias sugieren que la inmunidad después de tener COVID-19 no dura mucho tiempo.

Tampoco sabemos aún cuánto dura la protección de la vacuna, llamada “inmunidad inducida por la vacuna”. Sin embargo, vacunarse es una forma mucho más segura de protegerse contra el COVID-19. Los CDC y el DSHS mantendrán informado al público a medida que haya más información disponible.

¿Lograremos la “inmunidad colectiva” en Texas?

Los expertos aún están aprendiendo sobre el porcentaje de texanos que necesitarían ser vacunados para lograr la inmunidad colectiva. Este término describe cuando suficientes personas tienen protección, ya sea de una infección previa o de la vacunación, que es poco probable que un virus o una bacteria pueda propagarse entre las personas de una comunidad y causar una enfermedad. El porcentaje necesario para alcanzar la inmunidad colectiva varía según la enfermedad. Los CDC y el DSHS mantendrán informado al público a medida que se disponga de más información.

▲ volver al inicio


Vacunación

¿Necesito vacunarme si me recuperé del COVID-19?

Sí. Debería vacunarse independientemente de si ya tuvo COVID-19. Esto se recomienda porque los expertos aún no saben cuánto tiempo dura la protección natural contra el virus después de enfermarse de COVID-19. La inmunidad de la vacuna contra el COVID-19 puede durar más tiempo que la inmunidad natural que se obtiene por haber tenido COVID-19.

Las personas que actualmente tienen COVID-19 no deben ser vacunadas mientras estén enfermas.

¿La vacuna contra el COVID-19 será de una o dos inyecciones? ¿Cuánto tiempo después de la primera dosis debo ponerme la segunda dosis?

El número de dosis necesarias depende de la vacuna que reciba.

  • Si recibe la primera dosis de Pfizer, es mejor recibir la segunda dosis entre 3 y 6 semanas después.
  • Si recibe la primera dosis de Moderna, es mejor recibir la segunda dosis entre 4 y 6 semanas después.
  • La vacuna Janssen de J&J solo requiere una dosis.

Se considera que está totalmente vacunado 2 semanas después de la segunda dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna. Procure recibir ambas dosis del mismo proveedor de vacunas. Se considera que está totalmente vacunado 2 semanas después de la dosis única de la vacuna Janssen de J&J.

En este momento, los expertos no saben cuánto tiempo durará la protección o si será necesaria una inyección de refuerzo más adelante, después de las dosis iniciales recomendadas de la vacuna. Los CDC y el DSHS mantendrán al público informado a medida que tengan más información.

¿Puedo ponerme solamente una de las dos dosis?

Se desconoce qué tan protegidas están las personas que deciden recibir solo una dosis de una vacuna que require de dos.

Se considera que está totalmente vacunado 2 semanas después de la segunda dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna. Procure recibir ambas dosis del mismo proveedor de vacunas. Se considera que está totalmente vacunado 2 semanas después de la dosis única de la vacuna Janssen de J&J.

Cuando reciba la vacuna, usted recibirá información sobre el tipo de vacuna que recibió y cuándo debe volver para la segunda dosis (para una vacuna que quiere dos dosis). Puede registrarse y utilizar v-safe (verificador del estado de salud después de la vacunación) para recibir chequeos médicos después de recibir la vacuna contra el COVID-19, así como recordatorios para recibir su segunda dosis si la necesita.

Para recibir la segunda dosis de la vacuna ¿debo acudir al mismo lugar donde recibí la primera? Mi proveedor desconoce cuándo recibirá el siguiente suministro de la vacuna.

No tiene que acudir al mismo lugar donde recibió la primera dosis para recibir la segunda. Para las vacunas de dos dosis, procure recibir las dos dosis del mismo proveedor de vacunas. Sin embargo, si necesita encontrar una segunda dosis, asegúrese de que sea del mismo fabricante y de recibirla durante el periodo de tiempo recomendado. Consulte los materiales informativos que le entregó el proveedor cuando recibió la primera dosis para más información, entre ellos podría estar una hoja informativa de la vacuna o una cartilla de vacunación.

Si recibí la primera dosis de una vacuna que requiere dos, pero no puedo recibir la segunda dosis en el periodo de tiempo recomendado, ¿tendré que volver a empezar?

No, no tiene que volver a empezar. No vacunarse durante el periodo de tiempo recomendado retrasa el efecto de protección completa. Si se le dificulta ponerse la segunda dosis cuándo se le recomendó, puede ponérsela después, pero no la reciba antes del periodo recomendado.

De acuerdo con los CDC, si necesita ayuda para programar la cita para la segunda dosis, debe comunicarse con el proveedor que programó la primera cita. Para obtener la protección completa contra el COVID-19 de las vacunas de dos dosis, debe recibir las dos dosis.

El periodo de tiempo que debe esperar entre ambas dosis depende de la vacuna que reciba.

  • Si recibe la primera dosis de Pfizer, es mejor recibir la segunda dosis entre 3 y 6 semanas después.
  • Si recibe la primera dosis de Moderna, es mejor recibir la segunda dosis entre 4 y 6 semanas después.
  • La vacuna Janssen de J&J solo requiere una dosis.

Para las vacunas de dos dosis, procure recibir la segunda dosis lo más pronto posible después del periodo recomendado, ya sea 3 semanas o 1 mes, aunque no hay un periodo de tiempo máximo entre la primera y la segunda dosis para cualquiera de las vacunas. No debe recibir la segunda dosis antes del tiempo de espera recomendado.

¿Qué vacuna contra el COVID-19 debería recibir? ¿Tengo elección?

Usted siempre tendrá opcones para el cuidado de su salud. Hable con un proveedor de atención médica para obtener información específica sobre su situación.

¿La vacuna que elija dependerá de mi edad o de las afecciones preexistentes?

Cualquier vacuna contra el COVID-19 actualmente autorizada puede administrarse a personas con enfermedades preexistentes y que no tengan contraindicaciones para recibir la vacuna o sus componentes. Su edad o las afecciones preexistentes también pueden afectar cuándo usted puede recibir la vacuna. El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) no establece una preferencia sobre estos productos.

La vacuna de Pfizer se recomienda para personas mayores de 12 años.
La vacuna de Moderna se recomienda para personas mayores de 18 años.
La vacuna de Johnson & Johnson se recomienda para personas mayores de 18 años.

Hable con un proveedor de atención médica para obtener información específica sobre su caso y las vacunas contra el COVID-19 disponibles actualmente.

Hable con un médico para obtener información específica sobre su vacuna contra el COVID-19.

¿Puedo recibir la vacuna contra el COVID-19 si tengo COVID-19?

No. Las personas con COVID-19 que tienen síntomas deben esperar para vacunarse hasta haberse recuperado de la enfermedad y hasta que reúnan los criterios para suspender el aislamiento; las personas sin síntomas también deben esperar hasta que reúnan los criterios para vacunarse. Esta pauta alcanza también a las personas que se enferman de COVID-19 antes de su segunda dosis de la vacuna.

¿Cuáles son algunos de los efectos secundarios de las vacunas contra el COVID-19?

Las vacunas contra el COVID-19 se asocian con una serie de efectos secundarios, pero casi todos son leves. Incluyen dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, fatiga, dolor de cabeza, dolores corporales e incluso fiebre.

Tener síntomas como fiebre después de recibir la vacuna es normal y es una señal de que el sistema inmunológico está construyendo una protección contra el virus. Los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19 pueden parecerse a los de la gripe, pero deberían desaparecer en unos días.

Si recibe la vacuna y experimenta efectos secundarios graves o que no desaparecen en un par de días, póngase en contacto con su proveedor de atención médica para obtener más instrucciones sobre cómo cuidarse.

Puede registrarse y usar el nuevo verificador del estado de salud v-safe para recibir chequeos médicos después de recibir la vacuna contra el COVID-19, así como recordatorios para recibir su segunda dosis si la necesita.

Para conocer los efectos secundarios que se pueden esperar y obtener consejos útiles sobre cómo reducir el dolor y las molestias después de la vacunación, visite la sección Possibles efectos secundarios después de vacunarse contra el COVID-19 de la página web de los CDC.

¿Reacciona mal la vacuna con algún medicamento?, ¿algún medicamento recetado que este tomando me impide recibir la vacuna?

Deberá consultar con su proveedor de atención médica si sus medicamentos interfieren con la vacunación.

▲ volver al inicio


Seguridad

¿Cómo sé si la vacuna contra el COVID-19 es segura?

La seguridad es la máxima prioridad mientras los colaboradores federales trabajan para que las vacunas contra el COVID-19 estén disponibles. Las nuevas vacunas contra el COVID-19 han sido evaluadas en decenas de miles de voluntarios durante los ensayos clínicos. Las vacunas sólo están autorizadas para su uso si se comprueba que son seguras.

Aunque no encontraron problemas de seguridad mayores durante los ensayos clínicos, los CDC y otros socios federales continuarán monitoreando las nuevas vacunas. Se vigilará los efectos secundarios graves (o “eventos adversos”) mediante sistemas de monitoreo de la seguridad de la vacuna, como la nueva aplicación v-safe.

El 13 de abril de 2021, después de un monitoreo riguroso, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) decidieron recomendar a los proveedores que suspendieran temporalmente la administración de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson mientras se realizaba una evaluación más a fondo. Luego de una revisión exhaustiva de la seguridad durante la pausa de 11 días, un comité asesor de los CDC determinó el 23 de abril de 2021 que la vacuna es segura y eficaz, y que sus beneficios son mayores que sus posibles riesgos. El comité recomienda la vacuna para cualquier persona mayor de 18 años en los Estados Unidos. Los CDC, la FDA y el DSHS están de acuerdo con esa recomendación y piden a los proveedores que vuelvan a administrarla. Para más información, consulte la sección Seguridad sanitaria de la vacuna de Johnson & Johnson.

Para obtener información más actualizada, consulte la sección Monitoreo y seguridad de la vacuna del sitio web de los CDC.

Para conocer el nuevo sistema de monitoreo de seguridad de la vacuna de los CDC, consulte la sección v-safe (verificador del estado de salud para después de la vacunación) del sitio web de los CDC.

¿Cómo puedo informar si tengo una mala reacción a una vacuna?

El CDC tiene una nueva aplicación de teléfono inteligente para este esfuerzo llamada v-safe. Esta herramienta ayuda a los CDC a comprobar la salud de las personas después de recibir la vacuna contra el COVID-19. Cuando reciba la vacuna, también debe recibir una hoja informativa sobre v-safe que le indicará cómo inscribirse. Si se inscribe, usted recibirá regularmente mensajes de texto que le llevarán a llenar unas encuestas. Utilice estas encuestas para informar sobre cualquier problema o reacción adversa que tenga después de recibir la vacuna COVID-19.

Lea sobre v-safe en esta hoja informativa (PDF).

Según el sitio web de los CDC, los CDC y la FDA piden al público informar sobre los posibles efectos secundarios (llamados eventos adversos) al Sistema de Información sobre Eventos Adversos de las Vacunas (VAERS). Este sistema nacional recolecta estos datos para buscar eventos adversos. Estos pueden incluir los que son inesperados, los que parecen ocurrir más a menudo de lo esperado o los que tienen patrones inusuales de ocurrencia. Los informes enviados al VAERS ayudan a los CDC a monitorear la seguridad de las vacunas.

La seguridad tiene la mayor prioridad. El 13 de abril de 2021 la vacuna Janssen de J&J se suspendió temporalmente porque seis personas desarrollaron un tipo raro y grave de coágulo sanguíneo. Luego de una revisión exhaustiva de la seguridad durante la pausa de 11 días, un comité asesor de los CDC determinó el 23 de abril de 2021 que la vacuna es segura y eficaz, y que sus beneficios son mayores que sus posibles riesgos. El comité recomienda la vacuna para cualquier persona mayor de 18 años en los Estados Unidos. Los CDC, la FDA y el DSHS están de acuerdo con esa recomendación y piden a los proveedores que vuelvan a administrarla. Para obtener más información, consulte la sección Seguridad sanitaria de la vacuna de Johnson & Johnson.

Para obtener más información sobre la diferencia entre un efecto secundario de la vacuna y un evento adverso, visite la sección Efectos secundarios y eventos adversos (en inglés) del sitio web de los CDC.

Para obtener más información sobre el sistema de presentación de informes, visite el sitio web de VAERS (en inglés) o llame al 800-822-7967.

También debe informar a su médico sobre su reacción. De acuerdo con los CDC, los proveedores de atención médica deberán informar algunos efectos secundarios de la vacuna al VAERS.

¿La vacuna contra el COVID-19 puede enfermarme o contagiarme COVID-19?

No. Las vacunas contra el COVID-19 no pueden contagiarlo de COVID-19 ni modifican el ADN. La vacuna contra el COVID-19 le ayudará a protegerse creando una respuesta inmunológica sin tener que experimentar la enfermedad. A veces, después de la vacunación, el proceso de generación de inmunidad puede provocar síntomas, como fiebre. Estos síntomas son normales y son señales de que el cuerpo está generando inmunidad.

Para aprender sobre las vacunas contra el COVID-19, visite la sección Diferentes vacunas contra el COVID-19 del sitio web de los CDC.

¿Pueden los niños recibir la vacuna, o dependerán de su sistema inmunológico natural para protegerse?

En este momento, los expertos no saben cuán segura es la vacuna contra el COVID-19 para los niños pequeños. Las personas mayores de 12 años ya pueden recibir la vacuna en Texas. Las vacunas están actualmente en ensayos clínicos para la aplicación a niños menores de 11 años. Para más información, consulte la sección Niños y adolescentes.

¿Pueden las personas embarazadas recibir la vacuna?

Sí, las personas embarazadas pueden optar por vacunarse. Con base en el funcionamiento de las vacunas contra el COVID-19, los expertos piensan que es poco probable que representen un riesgo específico para las personas embarazadas. Sin embargo, la información que se tiene actualmente sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 en las personas embarazadas es limitada, porque no se han estudiado ampliamente los efectos de estas vacunas durante el embarazo. Se tienen sistemas para seguir monitoreando la seguridad de las vacunas y, hasta ahora, no han identificado ningún problema de seguridad específico para las personas embarazadas. Los ensayos clínicos para evaluar la seguridad y la eficacia de las vacunas contra el COVID-19 en las personas embarazadas ya están en marcha o están previstos.

Hable sobre sus opciones y cualquier inquietud con su proveedor de atención médica si tiene alguna duda.

Para más información sobre las vacunas contra el COVID-19 y el embarazo, visite la sección Información acerca de las vacunas contra el COVID-19 para personas embarazadas o en periodo de lactancia de la página web de los CDC.

▲ volver al inicio


Más información

¿Dónde puedo obtener información confiable sobre las vacunas contra el COVID-19?

Tres excelentes fuentes de información fiable son el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

DSHS

Información sobre la vacuna contra el COVID-19

CDC

Vacunas contra el COVID-19

Monitoreo y seguridad de la vacuna

Lo que debe saber acerca de las vacunas contra el COVID-19

Su vacunación contra el COVID-19

Possibles efectos secundarios después de vacunarse contra el COVID-19

V-safe (verificador del estado de salud después de la vacunación)

FDA

Vacunas contra el COVID-19 (en inglés)

Página de inicio de la FDA (en inglés)

▲ volver al inicio


Preguntas generales sobre el COVID-19

Vea las Preguntas frecuentes sobre el COVID-19 para encontrar las respuestas a las preguntas generales sobre el COVID-19.

▲ volver al inicio


Última actualización 09 de junio de 2021