El embarazo y el plomo

in English

La exposición al plomo es perjudicial para las mujeres embarazadas y para el bebé que está por nacer. Conforme el niño crece, puede causarle problemas de desarrollo y del comportamiento. El plomo puede afectar asimismo la salud de una mujer mucho tiempo después del parto. La exposición al plomo puede causar problemas de fertilidad, abortos y nacimientos de bebés muertos.

En esta página:


Factores de riesgo de intoxicación por plomo

En una mujer embarazada, ciertos factores aumentan el riesgo de exposición al plomo. Los CDC señalan que los siguientes factores ponen a las mujeres en mayor peligro de sufrir intoxicación por plomo:

  • Exposición ocupacional: Trabajar o vivir con alguien que trabaja en contacto con plomo puede ser causa de exposición. Empleos como la fundición, la construcción y la soldadura pueden ser causa de exposición al plomo. 
  • Inmigración reciente a los EE UU: Las mujeres que provienen de países donde el plomo no está regulado podrían tener altos niveles de plomo en la sangre.
  • Pica: Las mujeres embarazadas pueden tener antojo de comer materias no comestibles. Algunas mujeres tienen antojo de comer tierra, pintura, cerámica o arcilla. Estos materiales pueden ser una fuente de plomo, así como de otros contaminantes.
  • Mala nutrición: El cuerpo humano puede absorber el plomo más rápidamente cuando no se sigue una dieta saludable. El hierro, el calcio y la vitamina C ayudan a proteger el cuerpo del plomo.

Fuentes de plomo

Los CDC señalan que las siguientes son también fuentes comunes de plomo entre las mujeres embarazadas:

  • Cerámica vidriada: El plomo se usa a veces en pinturas y esmaltes para dar a la cerámica un acabado liso y brillante. Cocinar y servir comida en cerámica vidriada puede ser causa de exposición al plomo. El plomo en la cerámica vidriada puede filtrarse a la comida al cocinarla o servirla en esa cerámica.
  • Uso de medicinas y remedios alternativos: Los remedios caseros y productos de medicina alternativa procedentes de otros países pueden contener plomo.
  • Uso de cosméticos importados: Los cosméticos fabricados en otros países pueden contener plomo.
  • Comidas y productos alimenticios importados: Los alimentos importados podrían estar contaminados con plomo absorbido a través de la tierra donde se cultivaron, por el fertilizante utilizado o por la forma en que se procesaron. Productos como las especias y los aditivos también podrían contener plomo.
  • La pintura: Las viviendas antiguas pueden contener pintura con plomo.  A medida que la pintura se quiebra, se escama o se descompone, el polvo de plomo se libera al aire y cae sobre las superficies de la casa. Si una persona respira ese polvo puede exponerse al plomo. Cuando se renueva o remodela una vivienda antigua, se corre el riesgo de que se desprenda la pintura que contiene plomo.
  • Agua potable: Las viviendas antiguas pueden contener tuberías fabricadas con plomo. El plomo entonces se filtrará al agua al pasar esta por las tuberías.
  • La tierra: La contaminación del suelo puede provenir de la pintura desprendida del exterior de una casa antigua.
  • Pasatiempos: Ciertos pasatiempos, como la pesca, el tiro al blanco, el uso de municiones de plomo, la cristalería, la fabricación de cerámica y la renovación de antigüedades, pueden causar exposición al plomo.

El plomo puede afectarle a usted y a su hijo

El plomo puede almacenarse en los huesos. Con el tiempo, este plomo será liberado al torrente sanguíneo, y de ahí puede pasar al bebé que está por nacer. El plomo puede introducirse en el cuerpo de un bebé antes de nacer. Si la madre ha estado expuesta al plomo, existe la posibilidad de que el plomo pase al bebé en desarrollo a través de la placenta.

Los niños expuestos al plomo pueden experimentar:

  • Bajo peso al nacer
  • Nacimiento prematuro
  • Trastornos del cerebro y el sistema nervioso
  • Problemas de comportamiento y aprendizaje

¿Qué sucede si he estado expuesta al plomo?

Consulte a su médico sobre sus inquietudes. Su médico es la persona adecuada para responderle a cualquier pregunta que pueda tener sobre la exposición al plomo. En su próxima visita prenatal puede pedirle a su médico que le haga un análisis de sangre para detectar cuáles son sus niveles de plomo en la sangre.


¿Qué puedo hacer para que ni yo ni mi hijo corramos riesgo?

La intoxicación por plomo es 100% prevenible. Hay muchas maneras de lograr que usted y su hijo se protejan de la exposición al plomo. Estos consejos son fáciles de seguir y pueden reducir su exposición al plomo.

  • Si usted vive en una vivienda antigua, la limpieza es esencial. A medida que la pintura se agrieta, se desprende y se descompone, produce polvo de plomo. Este polvo puede depositarse sobre muchas superficies que usamos diariamente. Limpiar al menos una vez por semana puede mantener el polvo de plomo a un mínimo. Use siempre un trapeador o una toalla húmedos para limpiar las superficies.
  • Evite vivir en una casa antigua mientras esté siendo renovada o remodelada. Cuando los trabajadores raspan o lijan la pintura, se produce el polvo de plomo.
  • Evite los trabajos y pasatiempos que puedan exponerle al plomo. Si usted o alguien con quien vive está expuesto al plomo debido a su trabajo o sus pasatiempos, es importante que se proteja.
  • Evite llevar puesta la ropa y los zapatos de trabajo al entrar a su casa. Cámbiese de ropa antes de entrar a la casa. Si puede, dúchese antes o inmediatamente después de entrar a la casa. Separe toda la ropa y los zapatos para lavarlos aparte de la demás ropa. 
  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente antes de cocinar y comer.
  • Use agua fría, si tiene cañerías viejas. El plomo se desprende más fácilmente de las tuberías viejas cuando se usa agua caliente. Deje correr el agua de la llave durante unos minutos antes de usarla. El uso de agua fría para cocinar, beber y preparar la fórmula del bebé reduce el riesgo de ingerir plomo.
  • Consulte a su médico acerca de su embarazo. Puede mencionarle los tipos de suplementos, vitaminas y remedios caseros que esté tomando y preguntarle si podrían contener plomo. También puede hablar con su médico si tiene antojos de materias no comestibles. Su médico podrá ayudarle a manejar esos antojos brindándole una información nutricional adecuada.
  • Evite el uso de ciertos cosméticos, remedios caseros, artículos de artesanía u otros productos fabricados en otros países. Los artículos importados podrían contener plomo. El uso de esos artículos puede ponerle en riesgo de intoxicación por plomo.  Ciertos artículos, como cosméticos u objetos de artesanía, tienen un significado de identidad cultural. Estos artículos deberían sustituirse por otros que no contengan plomo.
  • No use vajilla de cerámica para comer o preparar comida. A menos que los platos tengan una etiqueta que diga que no contienen plomo, no los use. Evite los platos astillados o que tengan una coloración brillante.
  • Lleve una dieta que sea rica en calcio, hierro y vitamina C. El plomo se absorbe más rápidamente con el estómago vacío. Una nutrición adecuada puede protegerle a usted y a su hijo. Comer alimentos ricos en estos nutrientes puede protegerla a usted y a su hijo de la intoxicación por plomo. Evite comer materiales que no son alimentos, como la arcilla o la cerámica.
Last updated January 22, 2021