Se cierran partes de la costa de Texas a la pesca del ostión

Comunicado de prensa
29 de octubre de 2015

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas anunció hoy el cierre a la pesca comercial y recreativa del ostión en la mayoría de las áreas litorales de Texas a partir del 1 de noviembre debido al exceso de lluvia o a la presencia de marea roja, dependiendo del área. Normalmente, el público puede pescar ostión del 1 de noviembre al 30 de abril.

La Bahía de Navidad (Christmas Bay) y ciertas áreas de la Bahía de Galveston estarán abiertas a la pesca del ostión a partir del 1 de noviembre. Todas las demás áreas a lo largo de la costa estarán cerradas a la pesca comercial y recreativa del ostión, la almeja y el mejillón hasta nuevo aviso.

Se ha detectado marea roja a lo largo de la costa de Texas desde la Bahía de Matagorda hasta la Isla del Padre Sur. Las lluvias abundantes o excesivas también han contribuido al cierre de la pesca del ostión en algunas de estas áreas y en algunas partes de la Bahía de Galveston.

El DSHS aconseja a la gente que no pesque ni coma ostión, almeja, mejillón ni buccino de estas aguas. Si bien últimamente no se han detectado señales visuales de marea roja en algunas áreas, la toxina producida por las algas de la marea roja puede permanecer en el tejido comestible de los mariscos desde varias semanas a varios meses. Estas toxinas pueden causar intoxicación neurotóxica por mariscos, o NSP, en los humanos que los consumen. Los síntomas de NSP pueden incluir náusea, mareo, pupilas dilatadas y sensación de hormigueo en las extremidades.

El ostión obtenido de la pesca en aguas que hayan sido cerradas debido a la lluvia abundante o excesiva puede estar contaminado con bacterias y virus, y su consumo puede provocar síntomas gastrointestinales como diarrea, vómito y dolor abdominal.

Los ostiones que están a la venta habitualmente en el mercado no están afectados. La advertencia no se aplica a otros tipos de productos de mar como el camarón, el pescado, el cangrejo o los productos de mar comerciales de otros estados o países.

El DSHS seguirá analizando el agua en las áreas cerradas e irá abriendo áreas a la pesca cuando ello no represente ningún riesgo. El Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas también tiene autoridad para cerrar áreas a la pesca del ostión con base en el tamaño y la disponibilidad de este marisco. Para determinar el estado actual de las áreas de pesca de mariscos llame a la línea telefónica del DSHS: 1-800-685-0361, la cual le ofrece información actualizada las 24 horas del día sobre la pesca. Se anima a los pescadores a que obtengan los mapas de pesca de mariscos en la oficina más cercana del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas, o del sitio web del DSHS: www.dshs.state.tx.us/seafood/shellfish-harvest-maps.aspx.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios informativos: Christine Mann, Funcionaria de Prensa del DSHS, 512-776-7511)

DSHS en Twitter (contenido en inglés)

Última actualización 29 de octubre de 2015