El DSHS le recuerda a la población en Texas que debe evitar la fauna silvestre enferma o muerta

Comunicado de prensa
27 de junio de 2019

Nota: Vea los últimos datos de la Comisión de Salud Animal de Texas sobre los casos de ántrax en animales aquí.

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) informa a la población de las medidas que deben tomarse para protegerse contra el ántrax, enfermedad presente de manera natural en la vida silvestre. Dieciocho muertes recientes de animales en el condado de Uvalde, incluidos dos casos confirmados de ántrax, han motivado esta recomendación.

El ántrax es causado por bacterias formadoras de esporas que se encuentran comúnmente en la tierra en el sur y suroeste de Texas. Los ciervos, ovejas, cabras, vacas, caballos y otros animales pueden contraer ántrax cuando ingieren o inhalan las esporas de ántrax mientras pastan. Los animales generalmente mueren a los dos días de presentar signos de infección.

Aunque el ántrax es poco frecuente en los seres humanos, cualquier persona puede contraerlo al manipular un animal muerto o enfermo infectado por ántrax. En el ser humano, la infección por ántrax generalmente se introduce a través de la piel. Esta infección típicamente comienza con comezón y se asemeja a una picadura de insecto que, en el curso de dos a seis días, evoluciona hasta volverse una llaga indolora con un punto negro deprimido en su centro. La infección también puede producirse cuando la persona consume carne de un animal infectado.

Si bien cualquier persona es susceptible a la infección por ántrax, no se ha informado de ningún caso en seres humanos en Texas este año. Las siguientes precauciones básicas pueden reducir eficazmente el riesgo de que las personas contraigan ántrax y otras enfermedades del ganado y los animales de caza.

  • Evite el contacto directo con animales muertos, incluidos sus huesos, cuernos o astas.
  • Mantenga a las mascotas y a los niños alejados de animales muertos.
  • No recoja animales que parezcan estar enfermos o actúen de forma anormal.
  • Use ropa de manga larga y guantes al manipular, preparar y procesar carne de caza.
  • Después de haber estado expuesto a un animal, lávese de inmediato las manos con agua y jabón y lave la ropa que llevaba.
  • Minimice todo contacto con líquidos corporales, el cerebro y los tejidos de la columna vertebral de un animal.
  • Cocine todas las carnes hasta que estén bien cocidas antes de consumirlas.

Las personas deben ponerse en contacto con un médico si desarrollan una llaga de aspecto inusual en las manos, los brazos u otra zona expuesta de la piel. Aunque es muy raro contraer ántrax cutáneo, esta infección requiere tratamiento con antibióticos recetados por un médico.

-fin del comunicado-

(Contacto para los medios: Lara Anton, funcionaria de prensa del DSHS, 512-776-7753)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 30 de julio de 2019