Texas da a conocer el primer caso de la enfermedad del Nilo Occidental de este año

Comunicado de prensa

13 de agosto de 2019

Funcionarios de salud pública han confirmado el primer caso de la enfermedad causada por el virus del Nilo Occidental en 2019. Este caso, dado a conocer por el Departamento de Salud Pública de El Paso, se presentó en el mes de julio en un adulto habitante del condado de El Paso. Además, las autoridades de El Paso han reportado otros casos que, una vez examinados por los funcionarios estatales, podrían sumarse al caso ya confirmado.

La enfermedad se transmite por la picadura de mosquitos infectados. La mayoría de las personas expuestas al virus del Nilo Occidental no se enferman, pero alrededor del 20 por ciento presentan síntomas como dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares y articulares, náuseas y fatiga. En una proporción muy pequeña de los casos (menos del uno por ciento), el virus afecta al sistema nervioso, dando lugar a una enfermedad más grave que puede causar rigidez en el cuello, desorientación, temblores, convulsiones, parálisis e incluso la muerte.

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) exhorta a la población a prevenir las picaduras de mosquitos para protegerse y proteger a sus familias contra el virus del Nilo Occidental y otras enfermedades propagadas por estos insectos.

  • Lleve mangas largas y pantalones. Al cubrirse, crea una barrera contra las picaduras de mosquitos.
  • Use un repelente de insectos aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA), como aquellos que contienen DEET, picaridina, IR3535, aceite de eucalipto limón o p-mentano-3,8-diol.
  • Deshágase del agua estancada. Al tirar el agua que se acumula en juguetes, llantas, contenedores de basura, cubetas, canaletas de lluvia obstruidas y macetas, se privará a los mosquitos de un lugar para depositar sus huevos y reproducirse.

Se puede evitar que los mosquitos entren en la casa usando el aire acondicionado y cuidando que los mosquiteros de puertas y ventanas estén en buen estado. El DSHS pide a las personas que tengan síntomas de la enfermedad del Nilo Occidental que se comuniquen con su médico y le digan si estuvieron expuestas a los mosquitos.

El año pasado se registraron en Texas 146 casos de la enfermedad del Nilo Occidental, incluidas 11 muertes. En los últimos cinco años se presentaron 1,305 casos en el estado, así como 57 muertes por la enfermedad. Los mosquitos continúan activos en la mayor parte de Texas hasta noviembre y diciembre. 

-30-

(Contacto: Chris Van Deusen, director de Relaciones con los Medios del DSHS, 512-776-7119) 

Última actualización 13 de agosto de 2019