Las muertes infantiles a causa de la gripe destacan la necesidad de vacunarse

Comunicado de prensa

13 de diciembre 2019

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) ha confirmado la muerte de seis niños en Texas por causas relacionadas con la gripe desde que comenzó la temporada de gripe a finales de septiembre. Los funcionarios de salud recomiendan que todas las personas a partir de los 6 meses de edad se vacunen cuanto antes para evitar contraer la gripe y sufrir sus posibles efectos devastadores.

La edad de los niños fallecidos varía entre menos de un año y los 16 años. Los menores vivían en cuatro de las ocho regiones que atienden las necesidades de salud pública de la población en Texas. Cuatro de ellos no habían sido vacunados contra la gripe que está en circulación en esta temporada. Los funcionarios de salud continúan recabando información sobre las otras muertes.

“En estos momentos estamos observando altos niveles de actividad de la gripe en todo Texas”, dijo el Dr. John Hellerstedt, comisionado del DSHS. “Los niños pequeños son uno de los grupos que se sabe corren un mayor riesgo de ser hospitalizados o de morir a causa de complicaciones de la gripe. Vacunarse contra la gripe es una de las mejores maneras de protegerlos a ellos y a todos los demás miembros de la comunidad”.

La vacuna contra la gripe es especialmente importante para las personas con afecciones de salud crónicas, las mujeres embarazadas, los niños más pequeños y los adultos mayores, porque para todos ellos es mayor el riesgo de desarrollar complicaciones graves. También los cuidadores deben vacunarse contra la gripe para protegerse y evitar contagiar a las personas vulnerables a las que cuidan en sus familias y comunidades.

La influenza es una enfermedad causada por uno de los numerosos virus que forman parte de una misma familia. Los síntomas suelen aparecer de manera repentina e incluyen fiebre, dolores en el cuerpo, escalofríos, tos seca, dolor de garganta, escurrimiento nasal, dolor de cabeza y fatiga extrema, y pueden durar una semana o más. Es importante tomar en cuenta que no todos los enfermos de gripe tendrán fiebre.

Las personas pueden ayudar a detener la propagación de esta enfermedad y reducir las probabilidades de contraer la gripe vacunándose, lavándose las manos con frecuencia, tapándose la boca al toser y estornudar, y quedándose en casa si están enfermas. Para obtener más información y otras recomendaciones sobre la gripe, visite www.dshs.texas.gov/flu-sp.aspx.

Para saber dónde puede vacunarse, comuníquese con su proveedor médico, el departamento de salud local o una farmacia cercana, o use el localizador TexasFlu.org para encontrar los sitios que ofrecen la vacuna. 

-fin del comunicado- 

(Contacto para los medios: Lara Anton, funcionaria de prensa del DSHS, 512-776-7753)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter 

Última actualización 13 de diciembre de 2019