El DSHS anuncia el primer caso de COVID-19 en Texas

Comunicado de prensa
4 de marzo de 2020

Un caso relacionado con un viaje en el condado de Fort Bend

El Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas y el departamento de Salud y Servicios Humanos del condado de Fort Bend informan del primer resultado positivo de COVID-19 en Texas, en el caso de una persona que no pertenece al grupo de pasajeros que regresaron bajo cuarentena federal desde la ciudad de Wuhan, China, y del crucero Diamond Princess. El paciente es un residente del condado de Fort Bend que recientemente regresó de un viaje al extranjero y actualmente está aislado en el hospital.

La prueba se realizó en el laboratorio de salud pública de Houston y se confirmará con las pruebas que se realicen en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El DSHS está apoyando al condado de Fort Bend en la identificación de cualquier persona que haya tenido contacto cercano con el paciente mientras estaba enfermo a fin de que puedan ser aislados y monitoreados para comprobar si tienen síntomas y rápidamente someterlos a pruebas, si es necesario.

“Tener un caso de COVID-19 en Texas es un hecho significativo en la evolución de este brote, pero no cambia el hecho de que el riesgo inmediato para la mayoría de la población en Texas es bajo”, dijo el Dr. John Hellerstedt, comisionado del DSHS. “Este caso relacionado con un viaje refuerza el hecho de que todos debemos tomar medidas básicas de higiene que son extremadamente efectivas para limitar la propagación de la COVID-19 y de cualquier otra enfermedad respiratoria”.

De acuerdo con la investigación sobre la COVID-19, sabemos que alrededor del 80 por ciento de los casos son leves y que la mayoría de las personas no necesitan ser hospitalizadas. Sin embargo, los adultos mayores y las personas con problemas de salud subyacentes como enfermedades cardiacas o pulmonares y la diabetes corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones.

El DSHS y otras dependencias estatales de Texas se han estado preparando para la llegada de la COVID-19 desde que esta enfermedad fue identificada por primera vez en China y comenzó a extenderse a otros países. Se ha estado planeando de forma continua la realización de las pruebas de laboratorio, la investigación de salud pública y el aislamiento y cuidado de las personas que den positivo en las pruebas.

“El estado de Texas lleva más de un mes preparándose para este momento, y tenemos plena confianza en las medidas que hemos tomado para proteger a nuestras comunidades contra el coronavirus”, informó el gobernador Greg Abbott. “Nos anticipamos con tiempo a esta situación, tenemos protocolos en marcha, y nuestras agencias estatales y el personal están capacitados y listos para responder. El estado de Texas sigue en contacto con nuestros colaboradores federales y locales, y seguiremos trabajando juntos para asegurar que las comunidades de Texas tengan los recursos necesarios para responder a cualquier otro caso de coronavirus que pudiera presentarse. Nuestra principal prioridad es la salud pública y la seguridad, e insto a toda la población en Texas a seguir las pautas preventivas proporcionadas por el Departamento Estatal de Servicios de Salud”.

Un caso en Texas que esté relacionado con un viaje no indica que haya ocurrido la transmisión de la enfermedad dentro del estado; pero el DSHS, la División para el Manejo de Emergencias de Texas y todas las dependencias estatales siguen preparándose de manera que todo el gobierno estatal trabaje de manera conjunta para limitar la propagación del virus y proteger a la población en Texas.

“Proteger y preservar la salud y la seguridad de los texanos es la verdadera esencia de nuestra labor en HHS. Haremos todo lo posible para asegurarnos de que los texanos tengan la información y los recursos que necesitan para cuidarse a sí mismos y a sus familias”, dijo la Dra. Courtney N. Phillips, Comisionada Ejecutiva de Salud y Servicios Humanos de Texas. “Tenemos en marcha un sistema integral de vigilancia de la salud pública para identificar, responder y prevenir en forma proactiva la propagación de enfermedades, todo ello dirigido por el excelente equipo del DSHS. Le invitamos a que consulte nuestros canales de las redes sociales y el sitio web de HHS para estar al tanto de las actualizaciones, a medida que los acontecimientos y las circunstancias lo justifiquen”.

Los coronavirus humanos como el que causa la enfermedad COVID-19 se propagan más comúnmente a través de la tos y el estornudo, el contacto personal como el apretón de manos, y el contacto con una superficie contaminada por el virus y después tocarse los ojos, la nariz o la boca. Hay medidas sencillas que todos podemos tomar para evitar su propagación:

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles, usar un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin antes lavarse las manos.
  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Quedarse en casa, si la persona está enferma.
  • Cubrirse la boca con pañuelos de papel al toser o estornudar y luego tirar los pañuelos a la basura.
  • Limpiar y desinfectar los objetos y superficies que se tocan con frecuencia.

El público puede encontrar información actualizada sobre el coronavirus en dshs.texas.gov/coronavirus; además, el DSHS seguirá ofreciendo nueva información en Facebook, Twitter e Instagram en @TexasDSHS.


-30-

(Contacto para los medios informativos: Chris Van Deusen, director de Relaciones con los Medios del DSHS, 512-776-7119)

Última actualización 05 de marzo de 2020