El comisionado de salud de Texas declara un desastre de salud pública

Comunicado de prensa
19 de marzo de 2020

Se pide a los texanos que se queden en casa y limiten las reuniones a 10 personas

El Dr. John Hellerstedt, comisionado del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas, declaró hoy un desastre de salud pública en Texas debido a que el COVID‑19 "representa una amenaza inmediata, supone un alto riesgo de muerte para un gran número de personas y es un riesgo significativo de exposición pública debido al método de transmisión de la enfermedad y a la evidencia de propagación comunitaria en Texas".

La declaración cita el requisito de la sección 81.002 del Código de Salubridad y Seguridad de Texas que "cada persona deberá actuar responsablemente para prevenir y controlar las enfermedades transmisibles". Para hacer eso, se recomienda lo siguiente:

  • Las personas, las empresas y las comunidades deben adoptar de inmediato prácticas de higiene, limpieza y saneamiento que sean accesibles, económicas y de reconocida eficacia contra el COVID‑19.
  • Evitar salir de casa excepto para actividades esenciales. Ir al trabajo, al supermercado, a la farmacia o a un centro de atención médica se consideran actividades esenciales.
  • Evitar el contacto cercano con otras personas tanto como sea posible. Mantenerse a seis pies de distancia de los demás.
  • No reunirse en grupos sociales de más de diez (10) personas.
  • Los empleadores deben permitir que se trabaje desde casa en la mayor medida posible.
  • Los restaurantes no deben permitir que los clientes utilicen sus comedores, ni adentro ni afuera. Se permite y recomienda vender comida para llevar o para entregar al auto, con contacto mínimo.

"Ahora es cuando debemos actuar", dijo el Dr. Hellerstedt. "Si nos demoramos, no solo nos saldrá más caro, sino que también lamentaremos el día en que nosotros, todo Texas, decidimos no actuar con firmeza".

Asimismo, la declaración pide a las personas que tienen síntomas de COVID‑19 que se aíslen en casa hasta que se recuperen y que solo vayan al médico si no pueden atenderse en casa por sí mismos. Si alguien con síntomas necesita atención médica, debe llamar a su médico o centro de atención médica antes de acudir a la consulta para que ellos se puedan preparar.

Las personas que tengan COVID‑19, se sospeche que lo tengan o estén siendo monitoreadas debido a esta enfermedad deben seguir los consejos de los funcionarios de salud pública. No seguir esas recomendaciones podría causar que la persona sea puesta en cuarentena o en aislamiento de manera involuntaria para evitar que la enfermedad se propague más.

El DSHS está publicando a diario la información más actualizada y las recomendaciones para el público, proveedores médicos y otros grupos interesados, y actualizando a diario los recuentos de casos en www.dshs.texas.gov/coronavirus-sp.


-fin del comunicado-

(Contacto: Chris Van Deusen, director de Relaciones con los Medios del DSHS, 512-776-7119)

Página en inglés de la Oficina de Prensa del DSHS en Twitter

Última actualización 19 de marzo de 2020