Comunicado del DSHS sobre la vacuna de Johnson & Johnson

Comunicado de prensa
13 de abril de 2021

El Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) de Texas está pidiendo a los proveedores de vacunas en todo el estado que detengan la administración de la vacuna Johnson & Johnson/Janssen contra el COVID-19 tras la recomendación emitida hoy por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Esta interrupción se recomienda a raíz de los reportes de coágulos de sangre ocurridos en seis personas entre 6 y 13 días después de haber recibido la vacuna de Johnson & Johnson. En este momento, estos efectos adversos parecen ser extremadamente raros y se están evaluando más a fondo a fin de garantizar la seguridad de la vacuna. Las personas que hayan recibido la vacuna de Johnson & Johnson y que presenten dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar en las tres semanas siguientes de haber recibido la vacuna deben comunicarse con su proveedor de atención médica.

Ninguno de los casos de coágulos de sangre notificados hasta el momento ha ocurrido en Texas, donde se han administrado más de 500,000 dosis de la vacuna de Johnson & Johnson.

El DSHS no ha sido notificado de ningún cambio en la distribución de la vacuna. Los proveedores que tienen o reciben la vacuna de Johnson & Johnson deben seguir almacenándola en las condiciones adecuadas. Los proveedores deben reportar todos los casos de efectos adversos ocurridos después de recibir cualquier vacuna al Sistema de Reporte de Eventos Adversos de Vacunas en vaers.hhs.gov.

El DSHS proporcionará actualizaciones a medida que estén disponibles.

-30-

(Contacto para los medios: pressofficer@dshs.texas.gov)

Última actualización 13 de abril de 2021