Texas levanta la suspensión de la vacuna de Johnson & Johnson

Comunicado de prensa
24 de abril de 2021

El Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) de Texas ha notificado a los proveedores de vacunas del estado que deben volver a usar la vacuna contra COVID-19 de Johnson & Johnson. El anuncio se hizo después de realizar una revisión detallada de la seguridad de la vacuna y después de que el comité consultivo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) determinara que los beneficios de la vacuna son mayores que sus riesgos.

"La vacuna de Johnson & Johnson es una herramienta importante en nuestra lucha contra el COVID-19, y la revisión científica de los últimos 11 días ha confirmado su seguridad y eficacia", dijo el Dr. John Hellerstedt, comisionado del DSHS. “Sabemos que algunos tejanos prefieren lo práctico que resulta recibir la vacuna de una sola dosis. Además, lo fácil que es almacenar y manejar esta vacuna da a los proveedores más flexibilidad. Reanudar el uso de la vacuna de Johnson & Johnson evitará hospitalizaciones y salvará vidas en Texas”.

Los CDC calculan que el uso de la vacuna en los Estados Unidos evitará que más de 2,200 personas ingresen en cuidados intensivos y que 1,400 mueran en los próximos seis meses. La vacuna se suspendió el 13 de abril después de que el sistema de seguridad de la vacuna identificara seis casos raros pero graves de coágulos de sangre en combinación con recuentos bajos de plaquetas, conocidos como síndrome de trombosis con trombocitopenia, o TTS. Se han identificado un total de quince casos del TTS en los Estados Unidos entre los más de siete millones de personas que han recibido la vacuna de Johnson & Johnson. La mayoría de las personas con el TTS fueron mujeres de entre 18 y 49 años quienes experimentaron los primeros síntomas de una a dos semanas después de la vacunación.

El DSHS ha compartido información sobre cómo tratar el TTS con los profesionales de la salud en todo el estado, y ellos deben repasar la Hoja informativa actualizada para proveedores de atención médica. Los proveedores de vacunas deben compartir la información de la Hoja informativa actualizada para receptores y cuidadores con todas las personas que reciban la vacuna de Johnson & Johnson. Si bien el TTS es extremadamente raro, las personas deben buscar atención médica si experimentan alguno de estos síntomas en las tres semanas después de haber recibido la vacuna:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor de pecho
  • Hinchazón de las piernas
  • Dolor abdominal persistente
  • Dolores de cabeza intensos o persistentes o visión borrosa
  • Aparición fácil de moretones o pequeñas manchas de sangre bajo la piel más allá del lugar de la inyección

Hay más información sobre las vacunas contra el COVID-19 en Texas, incluso recursos para encontrar una en vacunacovid.texas.gov.

-30-

(Contacto para los medios: pressofficer@dshs.texas.gov)

Última actualización 26 de abril de 2021